Condenan a España por el retraso al aplicar la directiva de eficiencia energética de edificios


Condenan a España por el retraso al aplicar la directiva de eficiencia energética de edificios

La pasada semana, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) condenó a España por los años de demora a la hora de aplicar la directiva comunitaria referente a la mejora de la eficiencia energética de edificios, la cual debió ser incorporada a la legislación española en el año 2006.
El fallo emitido el pasado jueves 16 de enero da la razón a la Comisión Europea, la cual, tras comprobar que España no había actualizado su normativa en relación a la directiva europea con respecto a las disposiciones en las que se habla sobre el cálculo sobre la eficiencia energética de los edificios, el certificado de eficiencia energética y la inspección de calderas, procedió a denunciar a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en febrero del año 2012.

La sentencia del Tribunal de Justicia ha declarado que “al no adoptar en el plazo prescrito todas las disposiciones legislativas, reglamentarias y administrativas necesarias para trasponer la directiva relativa a la eficiencia energética de los edificios, España ha incumplido las obligaciones que le incumben en virtud del Derecho de la Unión”.
Noticia que no ha cogido por sorpresa a empresas de sector tal y como nos comenta Javier Ayala, socio de Tuviviendaeficiente.com, que critica un retraso que ha supuesto que “durante años España haya estado a la cola de Europa en todo lo relativo a la eficiencia energética de edificios”, añadiendo a esto “un gran perjuicio a empresas del ámbito de la construcción y la energía durante los años en los que la crisis económica ha causado más daños”.
Hasta el 5 de Abril de 2013, España no se puso al día con la creación del Real Decreto 235/2013, texto que “llegó tarde y del que habría que informar más y mejor al ciudadano” según Javier Ayala. Dicho documento no pudo ser tomado en cuenta por el Tribunal de Justicia ya que fue posterior al plazo fijado por la Comisión, finalizando este el 25 de Enero de 2011.

Hasta la fecha en la que entró en vigor el R.D. 235/2013, España se regía por el Real Decreto 1027/2007, el cual solo traspone en parte la directiva europea relativa a la eficiencia energética de edificios, ya que esta solo se aplica a edificios de nueva construcción y no a los ya existentes.
Una vez diseñada una metodología del cálculo de eficiencia energética para edificios existentes y la implantación del certificado de eficiencia energética para este tipo de inmuebles, tal y como indica la normativa europea, “España vive una época de adaptación en el que cada vez son más los inmuebles tramitados como día a día notan los técnicos que trabajan con nuestra plataforma realizando certificados energéticos”, nos aclaran desde Tuviviendaeficiente.com.
Con respecto a la inspección de calderas, el Real Decreto 1027/2007 comete el mismo error, ya que impone la periodicidad de las inspecciones a las que son instaladas tras la entrada en vigor de dicho documento y deja en mano de las comunidades autónomas el calendario de inspecciones de las que han sido instaladas con anterioridad, las cuales, “son las que más vigilancia deberían tener por su elevado consumo energético, y por consiguiente, sus altas emisiones de CO2”, según nos dice el socio de Tuviviendaeficiente.com.

El gobierno español ha admitido las deficiencias de las medidas adoptadas hasta la fecha y ha informado de que se está trabajando en una futura normativa que fije los mismos controles de las instalaciones existentes en todo el territorio nacional.