Consejos para excelentes investigaciones de incendios


Las investigaciones de los incendios tratan de establecer el origen y la causa de un incendio. También es el análisis de los accidentes relacionados al incendio. Luego que el fuego se extingue, se lanza una investigación para determinar la causa posible del fuego. Siempre es aconsejable iniciar por buscar lo que ha quedado después del incendio y obtener información para relacionar los eventos que han ocurrido y que revelarán la causa.

La investigación de los incendios requiere la educación correcta en materia de ciencia forense. Requiere de imaginación para poder investigar los hechos. La experiencia es la clave y sólo hay un camino para esto. Se necesita de análisis propio primero, la policía debe asegurar la escena del incendio para mantener alejados a los curiosos y para prevenir más accidentes.
La conservación de la evidencia permitirá una investigación profesional ininterrumpida. La gente de investigaciones debería comenzar por interrogar a potenciales testigo y bomberos así como leer los reportes policiales que contienen información crucial. Después los investigadores ensamblan todas las piezas, así como el equipo requerido para hacer el trabajo para asegurar la evidencia en el sitio del incendio.

Este la parte de mayor importancia de la investigación y debe hacerse de forma cautelosa. Debe realizarse con cuidado porque aquí es donde la videncia es de gran importancia para el caso. Aquí ellos examinan el área para recolectar los datos, desde los rastros a la evidencia física tangible para tratar de relacionarlos con el incendio. La evidencia física puede incluir cosas como cabello, rastros de sangre, ropa, fibras de tela, vidrios y cualquier líquido. Esta evidencia de desea recolectada, documentada, probada y evaluada con cuidado.

Los investigadores deberán usar inclusive su sentido del olfato para detectar los olores a combustible, a alcohol o a cualquier solvente químico que pueda haber sido usado para empezar el incendio. Deben recolectar muestras de cualquier remanente y enviarlas al laboratorio para un análisis científico y forense. En la mayoría de casos, el mejor sitio para conseguir los residuos es el área donde convergen el área quemada y la que no se quemó. Para ayudar a detectar al inicio del incendio pueden hacer uso de perros entrenados especialmente. Debido a su fuerte sentido del olfato estos perros son capaces de identificar a cualquier sospechoso posible de forma rápida.

Las investigaciones de los incendios deben realizarse con la ayuda de eliminar cualquier cosa que pueda llevar a otro accidente. Deberán determinar si hay múltiples áreas de origen y así reducir las oportunidades de que un incendio se salga de control. Deben tratar de identificar cualquier deformidad estructural que pueda haber sido provocada por el incendio. Algunas cosas como los patrones de humo o carbonizado proveen información vital con relación al establecimiento del incendio.

Después de leer este artículo, ahora ya sabe qué hace un buen investigador para resolver un caso de incendio. Este es un trabajo agotador y por lo consiguiente requiere en su campo sólo gente de lo mejor.

Si esta interesado en temas relacionados con investigaciones y análisis de los accidentes ocurrido en el área laboral y desea más información visite el siguiente enlace: LWG Consulting